Misión

/Misión
Misión 2017-03-12T19:03:11+00:00

Nuestra Misión

Servir y acompañar evangélicamente a los migrantes de Latinoamérica, en especial a los más necesitados en términos de derechos humanos, como es el caso de los Refugiados, Desplazados Forzados por situaciones adversas a su vida, entre muchas circunstancias está: la violencia, desastres naturales, el desempleo y exclusión de la línea base para el desarrollo social, etc.

Nuestra Visión

Tomando como referencia las conclusiones del XIII Capítulo General, desarrollado entre el 4 al 29 de noviembre de 2013, en el que constantemente resonó la invitación de Jesús para alzar los ojos, sondear los horizontes y en una actitud de vigilancia, reconocer las señales de los tiempos y acoger lo “nuevo” que continuamente el Espiritú hace germinar en la historia.

Es por esto que, nuestra visión a mediano plazo es desarrollar y cumplir cinco grandes realidades que se entrelazan:
• JESUCRISTO tener a Jesús como referencia, porque es Él quien abre nuestras puertas para el encuentro con las hermanas y hermanos migrantes con los cuales compartimos el camino.
• MIGRANTES “Escuchar a Dios en el clamor de los migrantes” (Cfr Ex 3,7-10). En movimiento dialéctico entre fe y vida nos sentimos interpeladas a caminar en esta dirección con audacia, sensibles al dolor de los migrantes, para reconfirmar la exacta acogida pastoral del Bienaventurado fundador Juan Bautista Scalabrini en un mundo todavía gobernado por leyes injustas y poderes opresores.
• RELACIONES Entendemos que comunión es una fuerza vital en nuestro días y nuestra Congregación es llamada a expresarla con nueva exigencia para con todos. La comunión es una realidad dinámica e inclusiva que abraza primero a cada co-hermana, cada migrante – en particular los más vulnerables y oprimidos.
• CULTURA VOCACIONAL Dios nos llama a salir “de nuestras sacristías” con coraje y con carácter, en actitud de diálogo y en total gratuidad.
• ORGANIZACIÓN INTERNA “El que quiera ser el primero entre ustedes, que se haga servidor de todos…” (Mc 10,44).